14117 conversaciones | 2 nuevas hoy

Aviso

Icon
Error

Bilbo Offline
#1 Publicado : miércoles, 27 de junio de 2012 10:37:46(UTC)
Bilbo

Categoría: Usuario Máster

Registrado: 04/11/2011(UTC)
Mensajes: 730

DE OBLIGADA LECTURA: http://www.lavanguardia.com/lectores-corresponsales/20120626/54316709950/alemania-deudas-crisis-grecia.html#.T-onrCJyb6M.facebook

Las deudas de alemania:

Cansados ya de hablar de la deuda de Grecia, hablemos, por ejemplo, de la de Alemania, su "gran rescatadora" para beneficio de la ingeniería financiera y para tranquilidad de los mercados.

Para hablar de esta deuda, no hace falta recurrir a argumentos de carácter moral o cultural, que, pese a su solidez y su certeza, podrían ser tildados de retóricos por algunos cretinos; bastará con hablar de dinero; nada de sentimentalismos: real money.

¿Saben ustedes cuál es el país europeo que más rotundamente y con más éxito se ha negado de forma reiterada al pago de sus deudas? No es otro que Alemania. Y no se trata de deudas derivadas de la mera especulación financiera, sino de deudas derivadas de indemnizaciones de guerra: es decir, de deudas contraídas por haber invadido, destruido, saqueado y matado.

Tras el Tratado de Versalles (1919), la Alemania perdedora de la I Guerra Mundial fue condenada a pagar reparaciones de guerra a los aliados por valor de 226.000 millones de marcos de oro, una cifra imposible, fijada con el fin de castigar a la belicosa nación y de poner freno a una rápida recuperación que pudiera verse seguida de nuevas hostilidades. Entre 1924 y 1929, la república de Weimar se mantuvo casi exclusivamente de los préstamos recibidos de Estados Unidos (más de un billón de dólares), destinados en parte a sufragar las indemnizaciones señaladas. Pero la situación para Alemania se hacía insostenible, y el crack del 29, además de enormes pérdidas para los prestamistas, abrió la posibilidad a la renegociación de la deuda: así pues, en 1930 (Plan Young), esa ingente obligación de pago quedó formalmente reducida... a la mitad (112.000 millones). Entre 1931 y 1932, y dada la situación de la economía mundial, EE.UU. decide condonar las deudas de guerra a Francia y Reino Unido, quienes, a su vez, renuncian como acreedores a buena parte de la deuda alemana (Moratoria Hoover y Negociaciones de Lausanne). Resumiendo, en 1932, Alemania consiguió una reducción neta de más del 98% de las deudas a las que le obligaba haber puesto en marcha la I Guerra Mundial, y en 1939, cuando pone en marcha la segunda, la Alemania de Hitler suspende unilateralmente todos los pagos, incluido el de este 2%.

Acabada la II Guerra Mundial, la historia se repite: Alemania es condenada a pagar cuantiosísimas indemnizaciones de guerra, pero, en el célebre Tratado de Londres (1953), los EE.UU., deseosos de convertir a la nueva Alemania federal en un pilar de la OTAN frente al bloque soviético, consiguen "convencer" a 20 países –entre ellos Grecia– para que accedan a una condonación "de facto" de todas las deudas alemanas derivadas de la Gran Guerra. Sin embargo, este extraordinario tratamiento de favor –y las favorables políticas extranjeras para que el país "perdedor" recuperase pronto el superávit comercial– no fueron obstáculo para que Alemania siguiera reclamándole a una Grecia invadida, expoliada por sus tropas y con un millón de muertos... todas las deudas anteriores a la guerra desde 1881. No fue obstáculo para que, en 1964 -y con la ayuda de Georgios Papandreou (abuelo) y Kostas Mitsotakis–, Alemania consiguiera el reconocimiento de esas deudas por parte del gobierno griego, engrosadas además con una altísima prima de riesgo que hace que aún las estemos pagando. Y tampoco fue obstáculo para que, en 1990 –cuando la unificación de Alemania obligaba a revisar los términos del Tratado de Londres y a retomar el pago de las indemnizaciones congeladas en virtud del mismo–, la Alemania de Kohl se negase nuevamente a pagar la mayor parte de esa "vieja deuda" y países como Grecia siguieran sin encontrar justicia.

No nos engañemos con falsas lecciones de moral: el llamado "milagro" de la economía alemana se basa primordialmente en el impago reiterado de sus deudas por indemnizaciones de guerra. Y digo, primordialmente, porque deberíamos referir también, como cimientos del "milagro", la prosperidad adquirida por la explotación del trabajo forzado en 78 campos de concentración por colosos económicos como Krupp, Thyssen, Volkswagen o I.G. Farben. Padre este último de gigantescas multinacionales como Bayer, Agfa o Aventis, que siguen dando muestras de buenas prácticas en el mundo globalizado de hoy (como también Neuman, Siemens, SLC Germany GmbH, etc., por no hablar de la industria armamentística alemana, tan boyante entonces como ahora).

Más allá de las hipocresías, la pregunta es la misma de siempre: ¿quién debe a quién?

Eduardlopgonz67U78ADA Offline
#2 Publicado : miércoles, 27 de junio de 2012 10:44:51(UTC)
Eduardlopgonz67U78ADA

Categoría: Usuario Avanzado

Registrado: 19/11/2011(UTC)
Mensajes: 343

El artículo de La Vanguardia es un poco pretencioso y no es del todo acertado. Es bien sabido que Alemania ha pagado las deudas de reparación de la primera guerra mundial hasta octubre 2010. De las reparaciones de la Segunda Guerra Mundial estuvieron pagando a Francia e Inglaterra hasta 1980 y actualmente se está pagando a Israel una indemnización de guerra.

Es fácil contrastar estas cifras, que son públicas y fácilmente accesibles a ellas, por eso, no estoy del todo de acuerdo con el artículo.

Deckard Offline
#3 Publicado : miércoles, 27 de junio de 2012 15:08:05(UTC)
Deckard

Categoría: Usuario Habitual

Registrado: 18/08/2011(UTC)
Mensajes: 68
Ubicación: Barcelona








Los hechos son ciertos, lo
que no se sostiene es la cadena argumental "no, si estos tíos exportan
de la h y son así de productivos porque hicieron un impago pactado en la postguerra". Y en cuanto
a la productividad, las
empresas españolas tienen una productividad muy similar a las alemanas
DE IGUAL TAMAÑO. El "problema" es que en España estamos empeñados en las
PYMES cuando la productividad crece más rápido que el tamaño. Un par de gráficos para ilustrarlo:
 
http://www.fedeablogs.net/
economia/wp-content/uploads/bbvasize1.jpg

http://politikon.es/materiasgrises/files/2011/06/agenda_graf-22.gif
Deckard Offline
#4 Publicado : miércoles, 27 de junio de 2012 15:10:37(UTC)
Deckard

Categoría: Usuario Habitual

Registrado: 18/08/2011(UTC)
Mensajes: 68
Ubicación: Barcelona

Por cierto, copio un par de interesantes comentarios en la noticia de un tal "Félix, el gato que no se chupa el dedo":


Dado que "los alemanes trabajan tan bien y son tan competitivos", me
atrevería a sugerir el cese inmediato de toda ayuda pública a SEAT
(filial del grupo Volkswagen) y que las ya concedidas se retrocedieran
ipsofacto. Como trabajan tan bien ... no las necesitan para competir.
Sugeriría también la inmediata supresión del reglamento REACH cuyo único
e inconfesable objetivo (sé de lo que hablo, soy químico) es proteger
los intereses de la química centroeuropea (y muy particularmente BASF)
frente a la química, muchísimo más barata y de igual calidad, que llega
de China e India. Sugeriría también que el comisario de la competencia
(Sr. Almunia, tan preocupado él por lo que se hace con las cajas
españolas) echase un vistazo, sólo un pequeño vistazo, a todo lo que en
materia corporativa se le permite a BASF (en la práctica y vía
adquisiciones, se le permite la creación de un monopolio de-facto).
Sugeriría que se investigasen los contratos de Siemens (recuerdan los
"convolutos" y los sobornos de la época socialista de González?). En fin
... basta ya de hacer el primo frente a las Panzer-divisionen que
cuentan con el descarado apoyo de la UE ... en perjuicio de los consumidores.


El fondo del asunto: Se ha montado todo un tinglado burocrático en
Europa (en Bruselas muy particularmente), convenientemente "engrasado"
(Uds. ya me entienden) por las grandes corporaciones germanas, cuyo
único y exclusivo objetivo es proteger los intereses de las empresas
alemanas en clarísimo perjuicio de los consumidores europeos, que
podríamos pagar muchísimo menos por productos no-germanos que no pueden
acceder a nuestro mercado "gracias" a las absurdas reglamentaciones que
se generan en Bruselas ... al dictado de unos señores que dicen "ya" y
"nein". Por no hablar de ejemplos de concentración de mercado ante los
cuales Bruselas no opone la más mínima resistencia (curiosamente) y que
serían simplemente prohibidos en cualquier otro rincón del mundo.
Hablando en plata: Desde siempre, las empresas alemanas han mantenido el
feo vicio de sobornar y "untar" debidamente a los reguladores para que
regulen en su beneficio, cerrando el mercado a competidores muchísimo
más eficientes y perjudicando los intereses del consumidor final. Y ese
estado de cosas, sigue. Sería hora de "ir poniéndose serios" al respecto. Pero claro ... Merkel manda ... y el resto callamos.

Usuarios navegando en este tema
Guest
Cambiar de foro  
No puedes iniciar nuevos temas en este foro.
No puedes responder a temas en este foro.
No puedes eliminar temas en este foro.
No puedes editar temas en este foro.
No puedes crear encuestas en este foro.
No puedes votar en las encuestas de este foro.

Powered by controlc YAF | YAF © 2003-2014, Yet Another Forum.NET
Esta página fue generada en 0.675 segundos.
fotocasa.es es una web de: Anuntis es una de las 50 mejores empresas para trabajar en España
fotocasa.es cumple la Ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal © Fotocasa 2011 • Todos los derechos reservados • Aviso legalProtección de datos